Cuidados para el éxito de blanqueamiento dental ambulatorio

Blanqueamiento-Abulatorio-1

El blanqueamiento ambulatorio es un tratamiento realizado por el paciente en su domicilio.  Dicho tratamiento requiere de un producto activo el peróxido de carbamida al 16 % y para su dispensación requiere del uso de una férula blanda personalizada realizada a medida de la boca del paciente en Mesena Dental.

El gel de blanqueamiento actúa únicamente sobre los dientes naturales, no daña tratamientos previos como coronas, puentes, o restauraciones. Puede ser que tenga que rehacerse algunos tratamientos para que muestren el mismo color que el de sus dientes una vez blanqueados.

Es importante que tenga en cuenta que los dientes con tinciones por tetraciclinas o los dientes grisáceos son más difíciles de blanquear y el pronóstico es variable.

El paciente debe de saber que el blanqueamiento es limitado , es decir, una vez alcanzado un cierto punto de blanqueamiento, el producto ya no hace efecto, así como que el blanqueamiento puede hacer más evidente la translucidez de los dientes. Del mismo modo, el efecto blanqueador tampoco es indefinido, es decir, que después de realizar el tratamiento se empieza a producir una pequeña recidiva del antiguo color. Este oscurecimiento suele ser del 10% por lo que podría precisar una sesión anual de blanqueamiento como mantenimiento.

A continuación le indicamos algunos cuidados que ha de tener:

  • Las jeringas de blanqueamiento han de conservarse en el frigorífico (no congelar).
  • Cepille sus dientes y utilice seda dental como lo hace habitualmente entes de colocarse la férula.
  • Dispense una pequeña gota del gel dentro de cada compartimento de la férula en la zona indicada por el profesional. La férula habrá de estar limpia y seca.
  • Coloque la férula en la boca, presione muy suavemente la férula para adaptar sus lados a los dientes.
  • Elimine el exceso de gel en su boca con los dedos, una gasa o un cepillo suave y seco.
  • El blanqueamiento debe ser usado durante toda la noche o mínimo durante cuatro horas durante el día.
  • Después de transcurrido el tiempo indicado de tratamiento remueva la férula y lávela sólo con agua.
  • Enjuague su boca con agua tibia para evitar sensibilidad y realice su higiene dental como lo hace normalmente.
  • En caso de sentir mucha sensibilidad durante el tratamiento será necesario uno o dos días de descanso y puede utilizar una pasta dental para la sensibilidad (dicha sensibilidad remite completamente el tiempo de concluir el tratamiento).

Algunas precauciones que el paciente debe de tener son:

  • Está contraindicado este tratamiento durante el embarazo o la lactancia.
  • En caso de tener contacto con los ojos o la piel lave con abundante agua ya que puede causar irritación.
  • Evite fumar durante el tratamiento, sobretodo 2 horas antes y 2 horas después del mismo, y evitar tomar alimentos y bebidas con colorantes y ácidos, puede aumentar la sensibilidad.
  • Si usted siente cualquier sensibilidad dental extrema o sensación inusual en encías, labios, garganta o lengua, remueva la cubeta, enjuague su boca y cepille sus dientes. Suspenda el tratamiento y consúltenos lo antes posible.

 

Alimentos a evitar

IMPORTANTE: Durante todo el proceso de blanqueamiento, el esmalte queda desmineralizado y absorbe fácilmente cualquier tipo de colorante.

Durante todo el procedimiento (hasta las 72 horas después), el paciente no debe tomar alimentos de fuerte coloración como:

ALIMENTOS NO RECOMENDADOS BLANQUEAMIENTO AMBULATORIO

Evitar alimentos cítricos o ácidos como limón, kiwi, naranja, etc., No tomar bebidas muy frías o muy calientes para evitar la sensibilidad

Ante cualquier duda, pónganse en contacto con nosotros.

Equipo Mesena Dental